Tipos de agricultura

La tipología de las diferentes agriculturas varía en función de cual sea el factor agrícola en el cual nos basemos para ello. Se puede dividir en relación a la depencencia de agua "humana" para el cultivo, de la magnitud de la producción y su relación directa, en referencia al rendimiento (dependiendo si se pretenda obtener el máximo rendimiento o la mínima utilización de otros medios de producción, lo que determinará una mayor o menor huella ecológica), o una combinación del método y objetivo buscado durante el cultivo.

1.1 Agricultura de secano

La agricultura de secano es aquella en la que el ser humano no contribuye con agua, sino que utiliza únicamente la que proviene de la lluvia. En algunos cultivos incluso es beneficioso que así sea, como en las aceitunas, ya que las que provienen de olivos de secano tienen un porcentaje mayor de aceite y menor de agua. En el hemisferio norte, se conoce como agricultura de temporal y se realiza de abril a septiembre.

Algunos cultivos típicos de secano suelen ser:

Cereales: trigo, avena, cebada, centeno.
Legumbres: garbanzos, guisantes, habas.
Árboles frutales: almendro, albaricoquero, olivo.
Otros árboles: algarrobo.
Vid.
Hortícolas: cebollas, melones, tomates.

 

1.2 Agricultura de regadío

La agricultura de regadío consiste en el suministro de agua a los cultivos a través de diversos métodos. Por ende, este tipo de agricultura requiere una mayor inversión, tanto en la construcción de la infraestructura (canales, acequias, aspersores...), como en su mantenimiento y gastos de agua y derivados.

Entre los cultivos típicamente de regadío destacan la gran mayoría de arboles frutales, el arroz, el algodón, las hortalizas y la remolacha.

Los métodos más comunes de riego son:

- Por aspersión. El riego por aspersión rocía el agua en gotas por la superficie deseada, consiguiendo un efecto similar al de la lluvia.
- Por infiltración o canales.
- Por goteo o riego localizado. El riego de goteo libera gotas o un chorro fino, a través de los agujeros de una tubería plástica que se coloca sobre o debajo de la superficie de la tierra.
- Por arroyamiento o surcos.
- Por inundación o sumersión, generalmente, en bancales o tablones aplanados entre dos caballones.
- Por drenaje.

De los métodos anteriores, el de riego por inundación o surco es el más habitual, siendo usado en más de un 80% de los proyectos de agricultura de regaddío. En la actualidad, las técnicas comentadas del riego por aspersores o por goteo, a pesar de necesitar una inversión mayor, cada vez están siendo más utilizadas debido al ahorro futuro que conllevan por una eficiencia mayor del uso del agua.

 

2. Por producción:

 

2.1 Agricultura industrial

La agricultura industrial se centra en la producción masiva del producto (generalmente un solo producto, siendo monocultivos) para obtener excedentes y comercializarlos. Es típica de paises industrializados, o de países en vías de desarrollo, ya que requiere un alto nivel de tecnificación y necesita una alta inversión de capital, energía, especialistas tecnológios y otros recursos. Si no se tiene una fuente masiva de energía es dificilmente sostenible debido a sus altos gastos.

Es la versión de la agricultura más cercana a la industria posible, directamente ligada a los agronegocios y a las cadenas de producción y exportación del producto.

 

2.2. Agrigulcutura de subsistencia

La agricultura de subsistencia es en la que el cultivo se realiza únicamente para el consumo propio o con un mínimo de excedentes para comercializar, generalmente por parte de la misma familia que trabaja la tierra. Comúnmente, a las extensiones de tierra con este tipo de agricultura se les llama Conuco. Generalmente se necesitan entre 1.000 y 40.000 m2 (de 0,1 a 4 ha) por persona, cifras las cuales varían en base a las condiciones del suelo, producto a cultivar, el clima, etc.

Por norma general, la agricultura de subsistencia se basa en un número limitado de cultivos de ciclo corto (anuales o semianuales), estacionales, con períodos de fructificación sincrónicos en el área del cultivo. Los incrementos cíclicos de oferta en la época de la cosecha hace bajar los precios, y el agricultor que no consume todo suele perder su producción, especialmente cuanto más perecedero sea el producto.

El buen clima puede ocasionalmente permitirles producir un excedente para venta o trueque, pero no esta situación no es lo normal, por lo que obteniendo solo lo necesario para la alimentación hace imposible la acumulación de capital e inversiones para realizar otro tipo de agricultura.

 

3.Por el rendimiento deseado:

 

 

3.1 Agricultura intensiva

La agricultura intensiva, como su nombre indica, hace el uso más intensivo posible de los medios de producción; por tanto, se puede hablar de agricultura intensiva en mano de obra, en intensiva en insumos, o intensiva en capitalización.

Como ejemplos de agricultura intensiva en sus variedades podemos encontrar:

- En mano de obra, estan los cultivos de hortícolas, como el espárrago, que apenas está mecanizada y requiere intensivo trabajo manual.
- En insumos, el ejemplo más claro es el cultivo de flores, que para mantenerlas en perfectas condiciones al mercado requiere de un uso de fitosanitarios importante.
- En capitalización, los ejemplos serían los cultivos que requieran una infraestructura importante, como puede ser un cultivo hidropónico en invernadero.especialmente en instalaciones, como pueden ser un cultivo hidropónico en invernadero.

Como con este tipo de agricultura se producen grandes cantidades en reducidos espacios, generalmente monocultivos, es utilizada en todos los suburbios de las áreas metropolitanas del mundo, ya que con estos cultivos se pretende alimentar a la región metropolitana.

Las características de la agricultura intensiva son:

- Con esta técnica se puede obtener mucha productividad de la tierra.
- Se cultiva un único tipo de semillas.
- Contra insectos u hongos perjudiciales se utilizan plaguicidas y fitosanitarios aunque es una práctica que va en disminución por la consolidación de los métodos de Control biológico de plagas.
- Emplazada en llanuras con suelos ricos en nutrientes.
- Se utiliza mucha mano de obra humana.
- Se gastan enormes cantidades de energía.


3.2 Agricultura extensiva

La agricultura extensiva es el sistema de producción agrícola que no maximiza la productividad a corto plazo del suelo mediante métodos externos, si no que intenta realizarlo solo con los recursos naturales presentes en el lugar.

Al obtener un menor rendimiento por hectárea y beneficio que la agricultura intensiva, los costes también deben ser rebajados, por lo que generalmente está localizada en grandes terrenos en zonas alejadas de los núcleos de población (terrenos más económicos). Es una agricultura que puede llegar a obtener la certificación de «agricultura ecológica» si no se utilizan para la producción productos químicos.

 

4. Por tratamiento

 

 

4.1 La agricultura ecológica

Una mención independiente merece la agricultura ecológica, y se puede definir de manera sencilla como un compendio de técnicas agrarias que excluye el uso de productos químicos de síntesis (abonos químicos, plaguicidas, antibióticos, etc.), para que de ese modo no se perjudiquen las propiedades naturales de los alimentos, además de preservar el medio ambiente.

Agricultura ecológicaLa agricultura ecológica, también llamada orgánica o biológica, es por tanto un sistema para cultivar una explotación agrícola autónoma basada en la utilización óptima de los recursos naturales.

Los principales objetivos de la agricultura orgánica son la obtención de alimentos saludables, de mayor calidad nutritiva, sin la presencia de sustancias de síntesis química y obtenidos mediante procedimientos sustentables.

 

 

Tipos de agricultura

Agricultura de secano

Agricultura de regadío